8 maneras de mejorar el estado de ánimo

¡Hola, Ego-amigos!

Hoy os quiero hablar de un tema que últimamente me preocupa: el estado de ánimo de alguna gente de mi entorno y, en ocasiones, el mío. Soy consciente de que el mundo en el que nos ha tocado vivir no propicia llevar todo el día la sonrisa puesta: relaciones sentimentales inestables, falta de valores, desempleo, empleos que te quitan más energía que estar desempleado, excesivo consumismo, dificultades para la conciliación familiar…, en definitiva una calidad de vida que seguramente poco o nada tiene que ver con lo que imaginábamos y habíamos soñado de pequeños.

Creo que muchos de nosotros nos sentimos, o nos hemos sentido en alguna etapa de nuestra vida, abatidos, perdidos o ansiosos por un mañana que respira incertidumbre…

Pero lejos de ponerme dramática, paso a contaros las razones de escribir este post: son dos. La primera mandar mucho ánimo a todas aquellas personas de mi círculo o no que estén leyendo esto y no estén al 100%. Recordarles que la vida no se acaba, que no para y que lo mejor que nos da es la oportunidad de poder empezar de cero tantas veces como queramos o sea necesario. Puede que hoy no tengas trabajo, que estés pasando por dificultades económicas, que tu pareja te sea infiel o algo tan nimio como que el/ la gilipollas con quien te acostaste anoche no quiera volver a saber de ti… A todos nos han pasado estas y otras cosas alguna vez y sabemos que se sale, que no se acaba el mundo, pero cuando estás ahí puede ser duro. Por eso, y esta es la segunda razón por la que escribo esta entrada, os voy a enumerar algunas de las actividades que yo hago cuando me encuentro baja de ánimo y me funcionan:

8 maneras!

1. El deporte: Una vez escuché decir a Mercedes Milá que “el deporte lo cura todo o casi todo” y la verdad no puedo estar más de acuerdo. Es posible que no tengáis dinero para pagar la tasa de un gimnasio, pero lo bueno que nos da el deporte es que podemos practicarlo sin gastar un céntimo. Yo en mi caso salgo a correr o practico yoga (hay miles de vídeos en Internet, os recomiendo el canal de YouTube de Xuan Lan). Un simple paseo puede ser también una excelente opción, desde luego mucho mejor que quedarse en casa dando vueltas a la cabeza. ¡Mente ocupada,  mente despreocupada!

2. El humor: Ver vídeos de humor hace cambiar mi estado de ánimo en décimas de segundo. Cada vez sigo a más cómicos (Paco León, Jorge Cremades, Dani Rovira, Martita de Graná, Berto Romero…), aunque mi favorito es Leo Harlem, puedo llegar a ver cinco veces seguidas un vídeo suyo.

 

3. La naturaleza: Muchas veces el ritmo frenético que llevamos, especialmente en las grandes ciudades, nos mantiene alejados de algo tan básico y a la vez tan renovador como lo es la naturaleza. En mi último trabajo, llegaba a casa casi a las 23.00h, para estar de nuevo al día siguiente a las 10.00h en la oficina. Confieso que me estaba volviendo paranoica. Por fortuna, tengo una casita en la sierra e irme allí algún fin de semana me hacía reconectar conmigo misma. Pero no hace falta ninguna casa, los madrileños tenemos la suerte de tener la sierra de Guadarrama a pocos kms y os aseguro que ir a hacer senderismo por allí unas horas, os llenará de energía.

“Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor”, Albert Einstein

 

4. La música: Cuando era pequeña pululaba por ahí un eslogan, creo que era de Los 40 Principales, que rezaba “Sería imposible vivir sin música”, ¡cuantísima razón! La música es el aliado perfecto para mejorar el estado de ánimo. Muchas veces escuchamos canciones tristes, cuando ya lo estamos y acabamos llorando a lágrima viva; aunque no es la idea, considero que para desahogarnos también viene genial. En cualquier caso, yo lo que intento es animarme y para eso tengo algunos artistas de referencia que hacen que me active y cambie el chip. Me refiero a Marc Anthony y a Celia Cruz, empiezan a sonar y yo empiezo a bailar (soy arrítmica, pero eso da igual!).

 

IMG_4872
Best friends ever

5. Los animales: Pasar tiempo con ellos. Tengo la teoría de que llegados a una edad a todos nos acompaña una mochila de desengaños amorosos (ya sean familiares, de amigos, parejas…). Como consecuencia muchos de nosotros vamos cargados de miedos que nos dificultan el dar amor o nos hace poner una barrera para recibirlo. Lo ideal sería que para recibir un abrazo no tuviéramos que colgarnos un cartelito que pusiera “abrazos gratis” y salir a una calle concurrida esperando a que medio de coña se acerque algún desconocido y te lo dé. Lo ideal sería que tu vecino, compañero de trabajo, familiares, amigos… te lo diera con cierta frecuencia, pero como esto ya sabemos que no ocurre tanto como debería, y menos de corazón, para  solventar esta carencia tenemos a los ANIMALES. Síiiiii, esos seres que te aman de verdad, que son generosos 100%, que te consuelan, que te hacen reír… Aprende a amarlos y no volverás a sentirte solo.

6. Colaborar con una ONG: He escuchado muchas veces decir que la gente que colobora con una organización solidaria no lo hace por ayudar a otros, si no por ayudarse a sí mismo. Puede ser, pero ¿qué más dará? Digo yo eh, ayudas a otras personas y esas personas te ayudan a ti, genial, ¿no? Sentirse útil, en mi opinión es uno de los fundamentos básicos para sentirse bien, así que si estás en casa sin hacer nada, ¿por qué no valoras esta opción? Yo, a través de una amiga, hace poco he entrado en contacto con olVIDAdos, una ONG en la que al margen de colaborar con donativos, puedes ser voluntario para desempeñar diversas tareas, todas ellas encaminadas a paliar las dificultades de muchas familias que se encuentran en circunstancias difíciles.

7. Rodearse de gente que sume: a veces estamos rodeados de gente y nos sentimos tremendamente solos, es obvio que es porque estamos con la gente inadecuada. Mi recDiseño sin título (1).pngomendación es que no paséis el tiempo con gente con la que no os sentís valorados y respetados, solo por no estar solos. Yo siempre digo que lo mejor del mundo son las personas y que lo peor del mundo son las personas también. Moraleja: intentad rodearos de personas que hagan mejor vuestro mundo, si no muchísimo mejor estar solo haciendo cualquiera de las actividades que enumero en los otros puntos.

8. Relativizar: Para mí sin duda este es un punto esencial cuando nos sentimos mal. Soy consciente de que para cada uno, su problema es el más importante y compararnos con los demás no arregla nada, ya lo dice el refrán: “mal de muchos, consuelo de tontos”; pero ser capaz de ver más allá de ti mismo, es sin duda fundamental para abrir los ojos y ver que al margen de nuestro querido ego hay algo más. El domingo pasado, sin ir más lejos, me levanté con el estado de ánimo regular, para qué negarlo, los domingos son duros, lo habréis notado con los mensajes de whatsapp que recibís de personas que ya ni os acordabais que habían pasado por vuestra vida. Total, que me llamó una amiga para invitarme al festival de cine que está teniendo lugar estos días en Cañada Real y como no quería quedarme en casa pensando más de la cuenta, pues claro acepté. Deciros que fue una tarde súper enriquecedora, que me hizo olvidarme de mí por completo. De por sí entrar en Cañada Real, ya me pareció toda una experiencia, pero, además, allí, entre otras actividades, tuve la oportunidad de ver la proyección del documental Los sueños de Idomeni, que muestra la vida de cientos de refugiados cuando, en 2016, Europa cerró la frontera de Grecia con Macedonia; y de ver bailar a Ahmad Joudeh, cuya vida es un auténtico ejemplo de superación. Os dejo un vídeo suyo, para que podáis deleitaros con su talento.

 

Resumiendo, si os encontráis bajos de ánimo os invito a que hagáis cualquier cosa, antes que pensar y recrearos en lo desgraciados que sois. Leer un buen libro, apuntarse a algún curso, ir al cine (da igual si es solo), pintar un mandala o componer una canción… Sé que puede que no os apetezca hacer NADA, pero os lo prometo, la pereza está en dar el primer paso, ¡así que,  dadlo, por favor!

Os animo a que en los comentarios, si os apetece, nos contéis de qué manera vosotros mejoráis vuestro estado de ánimo, seguro que nos sirve a todos.

¡Ego-besos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s